Sal fina para piscinas, ROCA Especial Cloración Salina (Saco de 25 Kg.)

Sal fina para piscinas, ROCA Especial Cloración Salina (Saco de 25 Kg.)

Lo más vendido

24,90 (IVA incluido)

VALORACIÓN:
5/5

Sal Vacuum de alta pureza y uniformidad. Contiene un porcentaje mayor al 99 % de NaCl. Es una sal fina y húmeda. Idónea para piscinas cloradas con clorador salino.

Descripción

Sal Vacuum de alta pureza y uniformidad. Contiene un porcentaje mayor al 99 % de NaCl. Es una sal fina y húmeda.

  • Humedad: Máxima del 3%
  • Aspecto: Cristales de color blanco, inodoros, solubles en agua y con sabor salino franco
  • Tamaño del Grano: mínimo 0.20mm y máximo 0.8 mm.
  • Presentación: Saco de polietileno de 25Kg.
  • Usos Previsto: Tratamientos de Agua
  • Sin impurezas, de rápida disolución

Control de la sal en las piscinas

Es muy importante que no baje la concentración de sal, para que el clorador salino funcione correctamente. La sal no se evapora, pero sí puede bajar su concentración si haces muchos contralavados del filtro (más frecuentes en zonas con árboles). Añade sal en la proporción que recomienda el fabricante de tu clorador para los casos en que necesites compensar la salinidad. Si por el contrario el nivel de sal es demasiado alto, vacía ligeramente la piscina y añade agua nueva. En cualquier caso, si se repite la falta o exceso de sal puede ocurrir que no tengas el clorador salino funcionando el tiempo y a la potencia adecuados o que éste tenga algún problema.

Mide con regularidad (una vez a la semana) el nivel de sal de tu piscina con nuestras tiras de control de sal.

Una fórmula fácil para calcular la cantidad de sal que tenemos que añadir a la piscina es esta: multiplicamos los metros cúbicos de la piscina por los gramos de sal/litro que tenemos que añadir y nos salen los kilos de sal que a poner. Por ejemplo: 40m3 x 2gr = 80kg. de sal

Control del pH como tarea de mantenimiento diario para una piscina de agua salada

En las piscinas con clorador salino es muy importante medir todas las mañanas el pH del agua, ya que la cloración salina por norma general suele subirlo. El ph debe estar situado en valores cercanos a 7,2 para que resulte confortable y para el buen estado de los aparatos técnicos del control del agua y de los propios elementos de la piscina.

  • Si el pH es bajo, es decir, el agua es ácida, el electrodo del clorador salino se deteriora más rápidamente (cualquier elemento metálico que esté en contacto con el agua), el vapor de cloro aumenta y se irritan la piel y los ojos de las personas. La solución es añadir líquido elevador (pH+)
  • Si el pH es alto, el desinfectante pierde su efectividad y se consume más, proliferan las algas, también se irritan la piel y las mucosas. La solución es añadir líquido reductor (pH–).

Mide el PH de tu piscina con regularidad, con nuestras tiras de análisis de calidad del agua.

Información adicional

Peso 25 kg