Si has podido cumplir tu sueño de construir tu propia piscina, sabrás que lo que toca ahora es acometer un adecuado mantenimiento para que la instalación esté siempre en las mejores condiciones para el baño. Tarea en la que nuestra aplicación SafePool365 será una aliada imprescindible. Mientras te la descargas, toma nota de los productos básicos que necesitarás para el mantenimiento de tu piscina.

Ten siempre presente que, si descuidas el mantenimiento de tu piscina, el agua puede llegar a contaminarse y, en consecuencia, provocar infecciones o irritaciones a los usuarios de la instalación. En el mercado existe una amplia gama de productos para la limpieza y mantenimiento de tu piscina. Uno de los fundamentales es, como te puedes imaginar, el cloro. Se comercializa en diferentes formatos: tableta, granulado, polvo y liquido. El cloro residual libre ha de estar situado entre 1-2 mg/l, un valor que se mide con un estuche analizador de cloro y pH.

El pH se refiere al grado de acidez o basicidad del agua. Tiene que estar entre 7,2 y 7,6. Por otro lado, los productos floculantes agrupan partículas muy pequeñas (coloidales) de materias que pueden llegar a enturbiar el agua en partículas de mayor tamaño y peso para que los filtros las retengan. Se trata de suciedad que llega tanto por el aire como por los bañistas.

Tampoco pueden faltar los productos anti-algas, microorganismos vegetales que pueden ser de distintas clases. Las que pueden aparecer en el agua de la piscina, si se descuidan las labores de mantenimiento, son las algas verdes, las de la mostaza y las negras. Por último, si al acabar la época de baños no quieres vaciar tu piscina por distintas razones, tendrás que echar mano de un producto de invernaje para que sea más fácil ponerla en marcha cuando vuelva de nuevo el verano.

Una cubierta para la piscina, solución inteligente

Para proteger la piscina durante los meses de frío, podemos suministrarte una lona para cubrirla. Te servirá para mantener el agua limpia más allá de la temporada de baños. Se evita de esta forma tener que renovarla cuando empiece de nuevo la temporada. Como es lógico, el ahorro de agua que se logrará es una de las razones de peso para hacerse con una lona cubrepiscinas.

Recuerda que, en algunas zonas de España que sufren problemas de sequía, la Administración limita el uso del agua para piscinas particulares.

Por eso, las cubiertas son una opción más que inteligente para el mantenimiento de las piscinas en invierno. Lo es tanto desde el prisma de lo ecológico como desde el de lo económico. Es clave seleccionar aquellas que destaquen por su resistencia y que se adapten perfectamente a las dimensiones de la piscina. Las lonas también son importantes desde el punto de vista de la seguridad ya que, cubriendo la piscina, evitamos que alguien se pueda caer al agua por accidente. Ideal sobre todo si hay niños pequeños en casa. Además, evita la acumulación de hojas y demás suciedad en el agua,  suciedad que puede atascar las tuberías de la instalación. Si esto llega a pasar y ya has dado el paso de descargar SafePool365, podrás usar nuestra aplicación para solucionar fácilmente los problemas habituales que te encuentres en el día a día del mantenimiento de tu piscina.