Más allá del verano y de la época de baños, las piscinas requieren de unas pautas de mantenimiento que es importante tener claras, algo que con la app de SafePool365 es muy sencillo. Aunque no  utilicemos la instalación, en los meses más fríos del año es muy importante efectuar un mantenimiento adecuado. Vaciarla es hoy una práctica costosa y poco ecológica. Por eso, hoy día hay nuevas opciones como por ejemplo el proceso de invernaje, una salida más económica, sencilla y respetuosa con el medio ambiente. En este post vamos a ver más detalles sobre el mantenimiento de piscinas en invierno. 

Gracias al sistema de invernaje que comentamos no hay que vaciar la piscina para poder mantener el agua de la instalación en perfecto estado hasta la nueva temporada de baños. Los aspectos principales de esta técnica de mantenimiento de piscinas son: 

  1. Limpieza del vaso: el fondo y las paredes de la piscina deben estar siempre limpios. Se pueden utilizar robots electrónicos para asegurar una limpieza total. 
  2. Tratamiento del agua: como imaginas, asegurar la calidad del agua durante el invierno es clave. Echando mano de un invernador concentrado podremos mantener el agua en perfectas condiciones, impidiendo la formación de algas, hongos y bacterias.

Instalación y mantenimiento de la cubierta: para evitar que hojas y suciedad se acumulen en la superficie, la mejor opción es instalar una cubierta automática para piscinas. Este tipo de mecanismos pueden ir elevados o sumergidos y son también muy eficaces para la prevención de accidentes, sobre todo si hay niños. Habrá que aplicar un tratamiento preventivo anti-moho a la cubierta.

expertos en mantenimiento de piscinas SafePool365

El método de hibernación requiere que el agua tenga una temperatura inferior a 15ºC. Sin embargo, si la instalación está en una zona muy fría y con riesgo de heladas, habrá que adoptar medidas adicionales como por ejemplo bajar el nivel del agua por debajo de los skimmers. Además, para evitar que el agua se congele y aparezcan grietas en la superficie del vaso, se puede colocar un objeto flotante en la piscina que, como se moverá continuamente, evitará la congelación. 

¿Cómo utilizar los químicos de hibernación?

Vamos a seguir desgranando los consejos para el mantenimiento de una piscina de agua salada o dulce en invierno. En concreto, vamos a centrarnos en los productos químicos de hibernación. Estos pueden utilizarse de dos maneras durante las épocas de bajas temperaturas: 

  1. Tratamiento de preparación: al inicio de la temporada invernal, se debe ajustar el pH del agua de la piscina entre 7,2 y 7,6. Después hay que agregar 1,5 kilos de cloro de choque por cada 50 metros cúbicos de agua. Después, encender la depuradora y dejarla en marcha durante un día. Al final agregaremos 2 litros de hibernador por 50 metros cúbicos de agua.
  2. Tratamiento de mantenimiento: consiste en añadir 2 litros de hibernador por cada 50 metros cúbicos de agua cada 2 a 3 meses, para que esta pueda mantener sus condiciones estables durante la temporada invernal.

Con estas pautas que acabamos de ver, podremos mantener la piscina en las mejores condiciones posibles para volver a disfrutarla cuando llegue de nuevo el verano. Ya sabes, si tienes dudas sobre el tipo de producto o la cantidad a aplicar, descarga nuestra app SafePool365 para tener claro cómo proceder y tener tu piscina siempre en las mejores condiciones.