Mantener el agua de la piscina desinfectada y limpia, es una labor vital para poder bañarse tranquilos y disfrutando con toda la intensidad que nos permite una piscina.

Tenemos que combatir todo tipo de bacterias, esporas 0 insectos, que se ven atraídos por el agua y que buscan anidar o procrear en ella. Hay que recordar que el agua de la piscina en verano tiene una temperatura muy agradable para este variado y molesto ecosistema.

Se utilizan diferentes desinfectantes para mantener el agua en buenas condiciones (Cloro, Bromo, Oxígeno activo, Cobre, etc.) pero sin duda, el más utilizado por bajo precio y su alta efectividad, es el cloro.

Muchos insectos son capaces de aprovechar la tensión superficial del agua y andar por encima de ella sin hundirse y sin apenas esfuerzo

Hay insectos que pueden molestar en nuestra piscina (que vicen dentro o en la superficie del agua de nuestra piscina) y que nos producen abversión su presencia. Apuntamos a continuación algunos de los más habituales:

  • Insecto Remero, es un insecto que tiene la capacidad de volar, transportarse por el viento e introducirse a la piscina. También  llamado Barquito, Barquerito,etc. Su picadura es dolorosa, similar a la de la avispa, debido a un aguijón y un veneno que utilizan para atacar a sus presas (otros insectos y pequeños anfibios).Para solucionar la presencia del molesto insecto remero, hay que tilizar un porcentaje mayor de cloro en la piscina para debilitar sus movimientos rápidos y así  poder atraparlos fácilmente con una red.Recomiendo que os instaléis la APP Safepool365 para saber la cantidad de cloro a utilizar.

VER VÍDEO SOBRE EL INSECTO REMERO

 

  • Avispas. Son insectos que se acercan simplemente a beber agua y que además trabajan en grupo por lo que normalmente suelen pasarse la información de los lugares donde se encuentran los alimentos y el agua. Debido a esta capacidad comunicativa suelen aparecer de una manera constante a nuestra piscina.

Su picadura es dolorosa e inyectan un veneno produciendo una considerable hinchazón en la zona  y que,  en algunos casos, puede conducir a un cuadro más complicado debido a la edad ó a tener alergia a algún componente de su veneno.

Para eliminar las avispas de la piscina, podemos empezar a disolver un producto en el agua que disminuya la tensión superficial del agua y así conseguir que no sean capaces de sujetarse en el la superficie.

 

También podemos rociar las proximidades al agua de la piscina de un producto repelente a las avispas.

  • Arañas. Existen más de 40.000 especies distintas conocidas a lo largo de los continentes, por lo que es difícil hablar de una concreta, pero lo que si sabemos es que van a beber al agua y que buscan presas para satisfacer su apetito. Muchas de ellas levitan en el agua, gracias a la tensión superficial,  y se desplazan a gran velocidad por ella.En algunos casos su picadura es dolorosa y puede producir reacciones cutáneas y serias para la salud, por lo que debemos estar alerta a la especie que habita en la zona en la que vivimos.El mejor tratamiento es no descuidar la proporción de desinfectante en la piscina (ppm) para que no aniden insectos que son el alimento de dicha araña.La forma más rápida de dosificar el cloro(desinfectante) a la piscina es utilizar un strip o tira y sumergirla en el agua para ver su coloración. Una vez obtenida la coloración utilizaremos App Safepool365 para ver que producto y cantidad nos falta por añadir para estabilizar el agua de la piscina.