Se trate de una instalación interior o de una exterior, hay que tener siempre presentes una serie de medidas de seguridad para evitar accidentes en la piscina. Sobre todo, aquellos en los que se vean involucrados niños, ancianos o personas con problemas de movilidad. En este nuevo post del blog vamos a repasar una serie de elementos que no pueden faltar en este sentido.  

En el caso de los niños, los juegos acuáticos y la natación representan una actividad muy beneficiosa a nivel motriz, físico y emocional. Por eso, teniendo en cuenta el uso que se da a estas instalaciones sobre todo en verano, tenemos que recurrir a una serie de elementos de seguridad que ayuden a prevenir accidentes. Los vemos en las siguientes líneas: 

CUBIERTA RÍGIDA

Las cubiertas rígidas para piscina representan un gran ahorro en agua y en productos de mantenimiento. Son además un elemento de seguridad fundamental. Sobre todo teniendo en cuenta que, en el caso de algunos modelos, las láminas pueden soportar el peso de varias personas. Las láminas flotantes cubren la totalidad del plano del agua y ofrecen mayor seguridad contra posibles caídas de niños o animales domésticos. Dicho de otro modo, reducen drásticamente el riesgo de ahogo por caída accidental a la piscina.

ESCALERAS

Es clave que las escaleras para el acceso o evacuación de la piscina estén correctamente ancladas y que dispongan de peldaños de seguridad con superficie antideslizante que evite resbalones y caídas.

VALLAS PERIMETRALES Y ALARMAS

Las vallas de seguridad para las piscinas son 100% recomendables si hay niños o mascotas en casa. Su altura debe ser como mínimo de 1,10 metros y disponer de un seguro en la puerta de acceso que evite su apertura por parte de los niños. En cuanto a las alarmas, estas nos ayudan a que, en caso de caída, se pueda actuar con rapidez ya que avisan una vez traspasada una línea de seguridad.

TRATAMIENTO DEL AGUA

En SafePool365 te recordamos que no sólo las caídas o resbalones pueden provocar accidentes en la piscina. De hecho, mantener el agua de la piscina en óptimas condiciones evitará problemas con la piel, alergias e incluso problemas respiratorios. Por eso, mantener un control del agua y dosificar bien los productos químicos es clave. Algo para lo que puedes echar mano de nuestra nuestra app SafePool365. Para saber cuándo y cómo utilizar los equipos de electrólisis de sal, los equipos de control y regulación, los que miden los niveles de pH y cloro…. En esta línea, en el mercado existen equipos equipos equipados de serie con detector de burbuja, detector de caudal y portasondas compacto para sensor pH. Otros también disponen de alarmas de salinidad e indican los niveles necesarios de aportación de sal.