El final del verano no tiene necesariamente que significar el cierre de la temporada de baños en nuestra piscina. Al pensar en el mantenimiento de tu piscina ¿nunca te has planteado la posibilidad de climatizar tu instalación? Sigue leyendo para darte cuenta de que es una alternativa con la que tienes mucho que ganar.

En el mercado, tenemos varios sistemas de climatización de agua, varias formas para calentar una piscina. Por ejemplo, las mantas térmicas, el calentador eléctrico y la bomba de calor. Es clave contar con profesionales para determinar qué sistema de calefacción se adapta mejor a cada instalación. En el blog de SafePool365 queremos ir desgranando las particularidades de algunas de las opciones de climatización que tenemos a nuestro alcance. En concreto, vamos a ver 3:

Manta térmica

También llamadas mantas solares, sirven para conservar el calor del agua de la piscina y protegerla de la suciedad. Lograrás ahorrar en productos químicos además de una óptima climatización porque ayudan a conservar la temperatura y a evitar las pérdidas de calor que se producen durante la noche. Los técnicos con los que contactes a través de nuestra app para resolver dudas sobre el mantenimiento de tu piscina en Madrid te lo explicarán.

Los modelos básicos de mantas térmicas se utilizan únicamente durante la noche para reducir la pérdida de temperatura y no se dejan puestas durante el día para que el sol no la deteriore. De todos modos, hay modelos más avanzados que resisten al sol y que incluso se valen de su energía para climatizar la piscina. La manta térmica también sirve como apoyo a otros sistemas de climatización como el calentador eléctrico, la bomba de calor o el sistema de climatización con energía solar. De hecho, no es un sistema de climatización por sí mismo, sino que apoya a otros que veremos a continuación.

Calentador eléctrico

Va conectado al tubo de retorno en el equipo de filtración y por eso es la segunda opción más económica por detrás de la manta térmica. A modo de resumen, podemos decir que un calentador eléctrico es una resistencia eléctrica que se calienta al aplicarle corriente. Es decir, el agua circula por la resistencia, se calienta y sale fuera. Lleva un termostato para que se detenga su funcionamiento cuando el agua alcance la temperatura programada.

Ten en cuenta que a largo plazo no va a ser la mejor opción para climatizar tu piscina. Es decir, están más pensados para aquellas que se usen de forma esporádica o cuando se trate de pequeños volúmenes de agua. ¿Por qué? Pues porque, en comparación con la bomba de calor, el rendimiento del calentador eléctrico es muy inferior.

Bomba de calor

Esta usa gas refrigerante, que absorbe el calor del aire exterior y lo transfiere al agua del circuito. Tiene que estar conectada a la red eléctrica, por lo que tendrá que haber un punto de luz cercano.

En función del volumen de la piscina y de la capacidad de la bomba de calor, se estima que este sistema puede tardar entre 2 y 5 días en climatizar el agua. Hay modelos para cualquier tamaño de piscina, incluso algunos capaces de calentar hasta 200 m3 de agua. Ya sabes, si tienes problemas con tu sistema de climatización y ya has descargado nuestra app SafePool365, allí podrás resolver tus dudas.